Manifiesto

LA CONVERSACIÓN TRANSFORMADORA.

FAR, UN MANIFIESTO DEL PRESENTE.

Amigxs artistas, teóricxs y ciudadanxs del mundo:

El término Arte público parece anticuado. No digamos ya el de Vanguardia transformadora. Su significado hace referencia a algo que ya no tiene interés para nosotros. Es más, después de habernos pasado unos años locos dando ambientillo por las calles de un pueblo, donde sus gentes nos paraban por las calles para preguntarnos: “¿Esto qué significa? ¿Esto qué reivindica?…”; ya estamos familiarizados con ese entorno de ambientes construidos desde lo comunitario y lo social, con el que hemos recibido el apoyo y patrocinio de muchas instituciones y una buena parte de la sociedad y ciudadanía. Por ello, ha llegado el momento de certificar oficialmente su defunción. Hemos decidido independizarnos.

Atrás quedaron los paseos pintados de rosa en protesta por las injusticias globales asociadas al mundo. Los rituales ficticios en apoyo a la creación contemporánea y las desigualdades sociales. Las instalaciones y situaciones generadas en el lugar para dar voz a la memoria y cartografiar mentalmente un territorio. La disparatada idea de lanzar torre abajo unas pelotas de playa gigantes, o de subir caminando a esa misma azotea unas grandes nubes de plástico rellenas de helio. Entre tantas cosas más.

Y por mucho que su energía ética y política nunca ha dejado –ni dejará– de circular por nuestras venas artísticas, prometimos mantenernos alejados, y no dejarnos llevar por una nostalgia reaccionaria por la mera recuperación de la misma. A no dejarnos vencer por la conclusión de que las nuevas utopías y los diseños visionarios de transformación desde la esfera pública eran ingenuos y habíamos fracasado.

Nos hemos divertido como nunca. Y comprometidos con la creación de nuevas situaciones, ambientes, equipos, amigos y redes, partiendo del arte relacional y la conversación situada, no tenemos miedo de actualizar una nueva propuesta, crítica, proactiva y transformadora, deconstructiva y constructiva con las prácticas y conocimientos heredados, que genere nuevas necesidades de experimentación y modos de relacionarnos.

Debemos considerar el Arte relacional una práctica artística situada, que requiere de un público colaborador y participativo. Y FAR como un lugar interactivo de construcción colectiva, de intercambio social y de saberes compartidos. Donde resulta necesario centrar la atención en las prácticas de vida y de trabajo relacionadas con el arte y la cultura. En los afectos, en las sensibilidades, en los sueños, en el amor por lo que se hace.

Porque todo proceso artístico que aspire a una transformación política o social en equilibrio con la realidad de su entorno, ha de venir forzosamente acompañado por estéticas y formas del sentir enraizadas en lo cultural. En los resultantes y significados de la esfera de las relaciones humanos.

Desde que FAR entró en nuestro día a día, ha pasado de ser un sueño común a situarse como un ente orgánico e invisible que nos ‘gobierna’, nos empuja a ‘hacer’ desde lo desconocido, y nos invita a ‘hablar’ como práctica artística y estética. HABLAR para hacer. HABLAR como punto de partida. HABLAR de lo que conocemos y lo que nos preocupa. HABLAR desde la diferencia. HABLAR desde el lugar. HABLAR con pensamiento crítico. HABLAR como un modelo de aprendizaje compartido, ético y eficaz. En definitiva… HABLAR de los síntomas, retos y posibilidades de la creación y la cultura contemporánea, para ‘hacer’ lo que todos los que estamos aquí hoy seguramente ‘soñamos’: alcanzar un equilibrio conciliador y transformador con las políticas culturales y la realidad social del ‘presente’.

Aunque seguro existen otras definiciones más específicas y teóricas, esta es la idea de la que partimos el Equipo FAR para hablar de la suma ‘arte relacional + sostenibilidad cultural’. La repetimos: Hablar ‘todos juntos’ de los síntomas, retos y posibilidades de la creación y la cultura contemporánea, como práctica estética y situada, para alcanzar un equilibrio conciliador y transformador con las políticas culturales y la realidad social del ‘presente’.

Esta idea del presente nos gusta.

Artistas, teóricxs y ciudadanxs del mundo. Hablad, del presente, no tenéis nada que perder. Excepto el equilibrio.

¡Larga vida a FAR!!!!

Equipo FAR

14352352_10154120251978152_4925154792715337242_oEQUIPO FAR
FAR es un proyecto de carácter independiente, coordinado por un equipo creativo de 4 mujeres y 4 hombres, sin carácter y localización únicos. La paridad no ha sido buscada, es casualidad y nos encanta. Somos (de izquierda a derecha) Paloma Montes López, Noelia Centeno, Claudia Frau, Fran Pérez Rus, Miguel A. Moreno, Patricia López Magadán, Arturo Comas y Antonio Blazquez.

FAR